Pero que honor fotografiar uno de sus días más felices! 

Han sido 5 años de este privilegio de estar presente en días tan potentes como el de casarse, es un día intensisimo que pasa volando, al que le disparo como tratando de detenerlo, para contarle después a ustedes novios cosas que no vieron. 

Es para mí una inmersión acelerada a una familia particular, a una historia de una pareja, y al final del día cuando siento que ya los conocí un poco me toca despedirme. 

Desde mi gusto por hacer fotos trato de regalarles con cariño los colores que yo le pondría a estos recuerdos suyos, tratando de agarrarlos cuando los vi más felices, más emocionados, más allá de lo que esperaban sentir ese día.

Me enorgullece tener un trabajo que me gusta y hago con cariño, quiero que cuenten 100% conmigo ese día, donde lo central es que disfruten, que compartan con sus favoritos,mucho más importante que las fotos. De eso me encargo yo!.